Un jardín con alma


Jardines con alma es como yo llamo a esos jardines, generalmente privados, en los que el alma de su creador y de su cuidador se hace notar. Esos jardines que reflejan el amor por las plantas. Que no necesariamente tienen que ser estéticamente bellisimos. Sólo tienen que demostrar pasión por las plantas.

Y ya si nos encontramos con que además de eso reflejan el buen gusto y el saber hacer, para cualquier aficionado a la jardinería como yo, verlo es un placer. Disfrutarlo tiene que ser como estar en el cielo.

Estáis viendo unas imágenes de la Posada de Pedreña. Un pequeño hotel, que dista no más de 2kms en línea recta de Santander. Pero como son 2 kms. de mar, es un maravilloso paseo de un cuarto de hora en lancha por la bahía.

Como siempre que salgo a caminar, llevo la cámara conmigo. Paso por delante de esta Posada casi todos los días. Siempre está impecablemente cuidada. Ayer la hiedra era verde, verde, verde y no me pude resistir. Me asomé con timidez para hacer unas fotos a la zona de la entrada, pero si os fijáis en la primera foto al fondo se veía un jardin... y era como un iman que tiraba de mi


Pedí permiso para hacer unas fotos. Me hubiera gustado haber hecho más, haberme pasado tiempo mirandolo todo. Pero eso era abusar de su amabilidad.
Esta rocalla estaba preciosa, daba la sensación de que las plantas habían nacido solas sin que nadie las hubiera plantado. Todo el jardín es un espacio natural. Como si la Naturaleza se hubiera adueñado de ese espacio. No existe esa sensación de artificio que vemos en otros jardines. Y esa es la razón por la que se siente paz. Un lugar magnifico para relajarse con un buen libro entre manos.
Como podéis ver la rocalla la fotografié una y otra vez, por si acaso no salían bien :DDD

También pedí permiso para publicar estas fotos aquí a la vez que le preguntaba a la dueña qué jardinero le llevaba el jardín. Me dijo : -El jardín lo llevo yo, lo cuido yo pero esta rocalla está peor que otros años, ha llovido demasiado ultimamente.


Y entonces entendí por qué era un jardin con alma. Lo hemos hablado otras veces. Con buen gusto y con amor por las plantas es como se consiguen estos jardines. ¡Chapeau!

Para los fuchsiadictos, esas fuchsias de la pared derecha están que se salen.

Todos los detalles tienen alma. Es un jardín rústico, vigas de madera viejas, losetas de piedra, baldosas y tejas curvas bordeando la escalera.

Los árboles se disponen en los laterales, en los límites del jardín. Lo que hace que nuestra vista abarque todo el conjunto. Aunque a veces no queda más remedio que fijarla en detalles como ese tronco, con dos macetones en forma de barreño. Las hortensias de la pared aún no han empezado a florecer.


Otra rocalla en un lateral y dos sillas de forja y madera para un vis a vis.

Este jardín tiene armonía, paz y buen gusto en cada detalle. Me limité a sacar unas fotos, ya bastante había abusado de la confianza de estas personas. Así es que apenas me fijé en las plantas que empleaban. Sólo en el conjunto, en el paisaje, en la forma de armonizarlo. Frescura, verdor, sombra...


y al fondo, en la penumbra, un rústico banco de madera espera a los viajeros cansados.


Un paso lleno de macetas con colorido



Todos los rincones de este jardín están llenos de magia. Si habéis llegado hasta aquí en este paseo, volver al punto de partida clickar en las fotos, hacerlas grandes y observar todos los detalles.

Hubo un rincón que me encantó y no me atreví a fotografiar. Era una especie de leñera de madera con el tejado de teja curva, se ve al fondo en la primera foto, que por el lado del jardín abría un pequeño porche con tejado a dos aguas y vigas de roble.

En el interior unos muebles de mimbre, hacían del rincón un lugar íntimo y acogedor. Y fué justamente eso lo que hizo que no me atreviera a fotografiarlo. Pero si entráis en su página web lo podéis ver. Merece la pena.

http://www.posadadepedrena.com/

Os dejo el enlace de su página, curiosear dentro porque si alguna vez venís a Santander es un magnifico lugar para quedarse. A una cañita os invito yo.

Muy agradecida a los dueños de este jardín por permitirme entrar a verlo, hacer fotos y publicarlas en este blog.

y un deseo poder volver otro día..

11 comentarios:

iolanda dijo...
2 de julio de 2010, 9:51

Es precioso todo, y he pasado por la web de la posada y se ve estupendo,
gracias Lourdes.
besos,

Ana. dijo...
2 de julio de 2010, 11:28

Madre mía Lourdes, muchísimas gracias!!! Qué maravilla! No sé qué decir sin usar superlativos, pero es que...
La rocalla es increible de guapa, las plantas están que se desbordan, nunca había visto unas fuchsias así de bestias...
Me voy a guardar el enlace del hotel en mis favoritos!
Gracias!

Lourdes dijo...
5 de julio de 2010, 9:54

Gracias chicas.

Ana., Ioli, tenéis que venir.

Al año que viene Julio hace una quedada de fuchsias en Cantabria. Irlo pensando.

Priss dijo...
5 de julio de 2010, 13:14

Lourdes, que lugar tan especial. Estoy enamorada. En su página web, se ve que la posada también tiene alma. Me la he anotado, para ir un fin de semana, porque es ideal.

Las fuchsias de la pared, están divinas.

Muchas gracias por mostrarlo.

Beso.

Jara dijo...
5 de julio de 2010, 17:53

El jardín tiene alma...corazón y vida¡¡
Que buen paseo me daría ahora mismo teniendo estos calores por aquí, sólo ver las fotos han sido un soplo de frescura¡¡

Lourdes dijo...
6 de julio de 2010, 8:03

Gracias Pris y Jara.

Merece la pena veir a Cantabria en verano, a refrescarse y a ver jardines como este.

Mi deseo de volver a visitar con detenimiento este jardín se ha cumplido.

Lo volveré a hacer la próxima primavera.

Gracias Magdalena por tu correo y por dejarme abiertas las puertas de este jardín.

Maruxa dijo...
8 de julio de 2010, 20:21

hermoso lugar, tuve algo de envidia, la parra virgen que casi vestia toda mi casa secó, casi de repente, en 40 años es la segunda vez que sucede, pienso que habrán sido roedores,un motivo más de tristeza.A ti y a los dueños de esa hermosa casa os deseo paz y alegria.
Maruxa.

Lourdes dijo...
11 de julio de 2010, 10:35

A mi también me ha pasado algo parecido con la parra Maruxa, este año parece ser que está brotando una rama.

Gracias, mil gracias por entrar en el tema y besucos

Maria Rosa dijo...
17 de julio de 2010, 19:54

Querida amiga, que lugar tan hermoso que nos has mostrado. Me quedo con elo enlace porque de ir a Cantabria, quizas me decida a quedarme en el mismo y disfrutar de tanta belleza. Gracias por atreverte a realizar las fotos, aunque fuera con permiso.
Un beso.

Lourdes dijo...
22 de julio de 2010, 19:27

Hola María Rosa... no había visto tu comentario.

Sé que te gustan estos lugares.

Tu viña está repleta de ellos

Un abrazo.

llosona dijo...
17 de noviembre de 2010, 10:22

No habia visto esta entrada. ¡Precioso lugar!